El Centro de Psicología Aplicada pretende desde su blog, Psicología ComPartidA, divulgar la psicología en la comunidad universitaria con la intención de promover la salud física y mental. Nuestro objetivo es acercar el conocimiento a través de la publicación de artículos del ámbito psicológico y compartir noticias de actualidad.

lunes, 21 de enero de 2013

Los problemas psicológicos en jóvenes difieren en función del género

Fuente: anitapatterson

Las adolescentes europeas son más vulnerables a sufrir trastornos psicológicos, y estos problemas resultan, además, mucho más incapacitantes, en comparación con el caso de los jóvenes varones. Esta es una de las conclusiones del informe de la Oficina Regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulado Evidence for gender responsive actions to promote mental health (Evidencia para intervenciones sensibles al género que promuevan la salud mental).


Basándose en la revisión de la literatura existente, el documento establece que los problemas de salud mental en adolescentes presentan un patrón diferencial en función del género una vez superados los 13 años. A partir de esta edad, las niñas son más vulnerables a los trastornos psicológicos que los niños. 

Específicamente, los trastornos de depresión y ansiedad son el doble de frecuentes en niñas que en niños y las puntuaciones en autoestima son más bajas. En contraste, los chicos presentan más problemas de abuso de sustancias y los índices de mortalidad por suicidio son mayores en este grupo, -si bien las chicas presentan más conductas autolesivas y más tentativas de suicidio-.

Según indican los expertos de la OMS, estos resultados pueden ser explicados, en parte, debido a que las adolescentes europeas están sometidas a más situaciones de estrés, violencia, normas culturales y carga de trabajo que los varones. Algunos estudios sugieren también que la desigualdad de género, todavía patente en el marco de la Unión Europea, es un factor que contribuye a aumentar el riesgo de depresión en este sector.

Asimismo, el informe pone en evidencia otro dato de interés que justifica las necesidad de intervenciones sensibles al género en salud mental entre los jóvenes europeos: de manera generalizada, los trastornos mentales en las adolescentes generan un impacto mucho peor en su calidad de vida, en comparación con sus homólogos varones. Las diferencias (medidas en Años de Vida Perdidos por Discapacidad) son más notables en el caso del trastorno por estrés postraumático y el trastono de pánico, seguidos del trastorno depresivo mayor.

A pesar de que el informe presenta una clara evidencia que justifica la implementación de intervenciones en salud mental diferenciadas en género, desafortunadamente, más del 90% de los países del entorno de la Unión Europea no cuenta con una política en salud mental que considere, si quiera, la situación de los jóvenes, por lo que las intervenciones sensibles al género en este campo son prácticamente inexistentes.

Para fomentar la puesta en marcha de iniciativas que disminuyan los riesgos a los que se enfrentan los adolescentes europeos en cuanto a su salud mental, el informe proporciona, a su vez, ejemplos de políticas de prevención y de buenas prácticas, teniendo en cuenta todos los sectores de acción posibles (entorno escolar, familiar, acciones comunitarias y sistemas sanitarios) y las diferencias de género observadas en este colectivo.

Específicamente, el informe de la OMS recomienda las siguientes acciones a realizar desde los centros educativos:
  • Considerar la promoción del bienestar psicológico como una parte integral de las acciones sobre promoción de la salud en las escuelas.
  • Promover intervenciones para mejorar el clima escolar y el aprendizaje emocional en los jóvenes y en el personal que trabaja en los centros.
  • Proporcionar escuelas basadas en la salud mental, que cuenten con servicios de asesoramiento y consejo psicológico.
  • Priorizar la identificación de los adolescentes de alto riesgo y promocionar el establecimiento de medidas de apoyo a los adolescentes y a sus familiares.
  • Establecer programas para el aprendizaje de habilidades de negociación en conductas de salud sexual y de reducción de ansiedad.
  • Implementar programas de prevención y de intervención en abuso de sustancias.
  • Poner en marcha estrategias específicas para reducir el bullying y el acoso escolar y prevenir la aparición, principalemente, de depresión en niñas y de conductas agresivas en niños.
  • Analizar las percepciones de los jóvenes en relación con el suicidio y con otro tipo de conductas autolesivas, estableciendo estrategias de acción específicas.
  • Abordar el problema del estigma y la discriminación entre escolares, mediante estrategias educativas y de inclusión. 
     
    Marta Ortega Otero (Terapeuta del CPA)

    Fuente: INFOCOP
    Para leer el informe "Evidence for gender responsive actions to promote mental health" pincha aquí

1 comentario:

  1. Me encantan estos temas!
    La psicología online. me ha ayudado muchisimo. Es una herramienta exccelente, y el impacto positivo de la psicología online en mi vida ha sido maravilloso.

    ResponderEliminar